Eurovision (2020)

Lars (Will Ferrell) y Sigrit (Rachel McAdams) son dos músicos islandeses desconocidos que tienen delante la oportunidad de su vida: representar a su país en el concurso musical más importante del mundo. Ahora podrán demostrar que hay sueños por los que vale la pena luchar.

Es bueno encontrarse con esta clase de films que por un momento nos hace olvidar, en parte, todo lo que estamos viviendo.

David Dobkin nos trae este film, que con un tono ligero, una idea original y hasta podría decirse, interesante Eurovision viene a representar un aire fresco de comedia y candidez que justamente necesitamos ver en pantalla.

Will Ferrel  lidera de una manera agraciada y acorde al rol. Y es que por momentos se lo percibe contenido y esto es algo muy bueno. En los films anteriores a este realmente se lo ha visto incurrir en diferentes roles protagónicos con una soltura que por momentos se percibe verborragica.

Es bueno encontrarlo justo, medido. Con un gran acompañamiento de parte de   Rachel McAdams quien tranquilamente brilla en la pantalla de la manera que nos tiene acostumbrados.

A ellos se les agrega Demi Lovato, Dan Stevens y el agregado genial de Pierce Brosnan   como el padre de Lars.

Si tenemos que hablar de la película, con un guion del mismísimo Will Ferrel y Andrew Steele la película se implanta en esta idea de concursos al estilo The Voice o xfactor. Sorprendentemente esto es algo que no se ha visto en films  del mismo género.

Por alguna razón se me vino a la cabeza automáticamente Popstar, never stop.. (2016) sin embargo este último es un documental o lo que definimos hoy en día mockumentary (un documental ficticio ensamblado en el tono de la comedia)  que mas allá de tener un tono similar se aleja de la idea base con la que está hecha Eurovision.

No esperes estallar de risa, es mas hay algunos chistes que no llegan a funcionar al cien por ciento, sin embargo llegado un punto en la película y con la dosis justa de humor físico donde me encontré riéndome a carcajadas con alguna que otra situación dentro del film.

Donde funciona Eurovision y no se queda atrapada en ese cofradio de films cómicos sobrios o repetitivos llenos de gags inentendibles y lamentablemente sin efecto alguno? Es en el hecho de que llegado el final y repasando los momentos dentro de la película donde logramos entender que el film es por momentos muy tierno.

Y le hace una caricia al país, Islandia,  donde los personajes principales son originarios y realmente logra respeto no solo hacia esa patria sino también hacia el espectador que la está mirando. De una manera correcta y en el marco de la comedia también le hace respeto al festival de Eurovision, e inclusive trae un grupo de estrellas del mismo para en el medio del film deleitarnos con una vuelta de tuerca donde se percibe una química y como cada uno de los cantantes se sienten muy cómodos.  

Y es que en un mundo completamente lesionado por una pandemia virosica, con revueltas y disturbios por racismo, clasismo y demás pormenores sociales pero por sobre todas las cosas.. humano. Que bueno encontrar un film que llegado los créditos nos recuerda que una película es una vasta empresa que solo puede ser construida por la mano de un grupo de personas de muy diferentes naciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s