#alive (2020)

La rápida propagación de una infección desconocida provoca el caos absoluto en una ciudad. Sin embargo, un ciudadano que vive completamente solo logra permanecer al margen de ella. Esta es su historia.

En el cast tanto Yoo Ah-in (personificando a Oh Joon-woo) y Park Shin-Hye (Kim Yoo-Bin) desprenden unas performances adecuadas y realmente notorias, sobre todo del lado de él. Quien sulfura unos momentos de un dramatismo fuerte y nos dibuja a través de sus expresiones lo relativamente oscuro y desesperanzador que está viviendo nuestro personaje principal.

Si tenemos que hablar del film tenemos que tener en cuenta que #alive es una adaptación del film de 2019 Alone de Matt Naylor quien co-adapto su guion junto a Cho.

IL Cho es quien se emprende en entregarnos una versión acorde al sur de Korea. Y más allá de que no vi la versión original protagonizada por Tyler Posey se entiende por los trailers que básicamente estamos tratando con el mismo material pero con un lavado de cara. Es más, probablemente #alive cuenta con más publicidad o resonancia por el hecho de que al ser surkoreana, automáticamente  se la familiariza con Train tu Busan (2016) probablemente una de las mejores películas de zombis alguna vez realizada.

Lo bueno que tiene la película es que sabe utilizar los momentos de tensión y entremezclarlos con una acción que se delinea entre lo desbordante y cautivante. Y es que gracias a los efectos especiales se hacen con un predio de 2 cuadras para poder construir un par de fachadas y convertir este “mundo” de #alone algo que verdaderamente se percibe como real y no deja de causar impresión.

Los zombis son por momentos demasiado violentos, rápidos. Por otros escuchan mucho más allá de lo que lógicamente tendrían que escuchar. Sin embargo si sobrepasamos estos lineamientos raros podemos encontrarnos con un film que no intenta otra cosa que no sea hacernos pasar un buen momento de distención, sobre todo para los fanáticos de esta clase de películas (yo me incluyo, amo el género zombi)

Tengo entendido que muchos se quejan de que a partir del segundo acto la película decae y se vuelve un poco lenta. Yo no lo sentí así. Lo que si sentí es que el final la conclusión se siente apresurada, algunas cosas no tienen mucho sentido que digamos y que un percibe como si se hubiesen esmerado en construirle una clase de final roza. Algo que me pareció bastante innecesario.

Para recalcar de #alive es que intenta de una manera orgánica introducirnos la idea de que probablemente cuando surja una apocalipsis de esta clase no toda la tecnología del mundo va a poder solucionar nuestros problemas. Creo que esto se vuelve notorio con la escena de los auriculares. Que el necesita de unos con cable para poder utilizar la radio del celular y solo tiene blutooth. Es como que la película completa hace referencia a esta idea de las comunicaciones, de las redes sociales y de un modernismo extremo . Y mas allá de que confiere ese tema es en el final donde me da la sensación de que como si con la mano escribiera un par de líneas es con el codo con la que borra lo que viene escribiendo. Y con esto me refiero a la escena final justamente. La escena rosa innecesaria.

Pero en fin, esa es una interpretación mía. Realmente la película es por completo disfrutable de principio a fin, ideal para ver en pandemia (¿) y para pasar un momento de diversión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s