Dark Waters (2020)

Inspirada en una impactante historia real. Un tenaz abogado (Mark Ruffalo) descubre el oscuro secreto que conecta un número creciente de muertes y enfermedades con una de las corporaciones más grandes del mundo. En el proceso arriesga su futuro, su trabajo y hasta su propia familia para sacar a la luz la verdad.

Dirigida por Tod Haynnes, director de films como Far from heaven (2002) o Carol (2015) nos introduce a este caso de la vida real que sorprende por su plot y porque en la actualidad no es un caso cerrado. Con un Mark Ruffalo a punto y una fotografía hábil, Dark Waters se transforma en una film correcto y necesario que nos alerta de los peligros invisibles que nos atacan inclusive cuando pensamos que estamos a salvo y tranquilos en la comodidad de nuestro hogar.

Mark Ruffalo logra capturar una personaje como lo es Rob Bilott, una abogado ambientalista de la vida real que viene a transformarse como en una clase de héroe moderno al enfrentarse a una empresa de la cual venia siendo representante junto a su firma empleadora. Es sorprendente como Ruffalo se hace con el papel de una manera adecuada y mas allá de que no sobresale en ningún momento creo en parte por la fuerza e importancia del tema que el film esta tocando verdaderamente se siente correcto el aproach con el que se toman ciertos personajes.

Lo acompañan Anne Hathaway, Tim Robbins, Victor Garber, Bill Pullman y Bill Camp entre otros.

El film es adecuado en introducirnos en una problemática, en un caso real que no escapa de una inmediatez espantosa. Y es que el caso es de hace tan solo un par de años. Y sorprende encontrarnos que hasta la fecha se siguen descubriendo casos de personas siendo tratadas con diferentes enfermedades que de una u otra forma tienen relación con el químico PFOA y la compania mundialmente famosa DuPont.

Haynnes de la mano de Lanchman se hace con unos colores justos para acentuar la diferencia entre diferentes escenarios dentro del film. Es claro eso justamente cuando llegamos a la granja de Wilbur Tennant donde todo se vuelve de un tono pesado, azules y oscuros que se acentúan de una manera desacerbada y casi intoxicante.

Es llegada la tercer parte del film donde la estructura del mismo se siente repetitiva al cortar ciertas escenas con una placa negra y la fecha en la que transcurre. Esto se vuelve constante y es que de pronto el film se adelante en años y muchas veces. Y aunque se sienta, se perciba extraño y rápido en pantalla, legítimamente es algo que tiene que suceder para que uno se de cuenta la lucha que se genera y los años que toma para que surta efecto.

Un film basado una espantosa historia real que es actual y que puede estar afectando a muchísimas personas, sin ellas aun haberse dado cuenta. Un film recomendable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s