Judy (2019)

Durante el invierno de 1968, treinta años después del estreno de ‘El mago de Oz’, la leyenda Judy Garland llega a Londres para dar una serie de conciertos. Las entradas se agotan en cuestión de días a pesar de haber visto su voz y su fuerza mermadas. Mientras Judy se prepara para subir al escenario, regresan los fantasmas que la atormentaron durante su juventud en Hollywood. A sus 47 años, la cantante se enfrenta a las inseguridades que la acompañaron desde su debut, pero esta vez vislumbra una meta firme: regresar a casa con su familia para encontrar el equilibrio.

Rupert Goold reconocido director de teatro y cine ingles, con films como King Charles 3 (2017) o falsa identidad (2015) nos introduce esta biopic que incide en los últimos meses dentro de la vida y leyenda de Judy Garland.

Un film adecuado que logra sobresalir gracias a una sorprendente y muy lograda performance actoral de Renee Zellweger.

Y es que es literalmente así. Renee Zellweger se hace con la estatuilla a mejor actriz 2020 en la entrega de los Oscars de una manera limpia y arrasadora. Y es que la actriz logra un tremendo comeback luego de pasar un par de años alejada de la visión publica.

Zellweger se transforma tanto físicamente como emocionalmente en Judy. No cabe duda del trabajo y fuerza que le pone al personaje y literalmente ella lo es todo para el film. Definitivamente una de las performances mas sobresalientes del año.

Es mas en esos momentos en lo que Judy tiene que plantarse frente al escenario donde sorpresivamente nos encontramos que Renee Zellweger realiza todo el canto que vemos y percibimos en pantalla!

Y pongo este signo de exclamación porque literalmente pensé que habían contratado a una cantante para hacer de fondo y recurrían al playback de una manera cotidiana en esta clase de films.

No, no lo hacen. Y es que Goold de una manera inteligente, entiende que lo que va a perpetrar en pantalla son los últimos meses dentro de la vida de esta gran estrella. Y por ende tanto su voz como su persona están en un punto bastante dejado.

Aprovecha esto para que Zellweger se capacite en el campo del canto y haga unas performances dignas de aplaudir y que realmente me dejan sin palabras.

A ella se le agregan Finn Wittrock, Jessie Buckley, Rufus Sewell y Bella Ramsey (Lyanna Mormont en GOT) entre otros.

El film es adecuado en su representación de la estrella.

Goold hace uso de Flashbacks constantes para incidir en el tormentoso y ofuscado pasado de Garland. Teniendo en cuenta esto, de una manera satisfactoria logra acoplar momentos de un dramatismo notorio con una fotografía que llega a brillar por momentos, un ejemplo claro es cuando la joven Judy se tira a la piscina.

Es en su narrativa donde nos cuenta de una manera fluida y entretenida de ver como fueron estos últimos meses dentro de la vida de la estrella. Es justamente con el uso de personajes secundarios y momentos ficticios (lo chequee) donde por ejemplo se introduce a dos fanáticos a los cuales Judy invita a pasar una noche de amistad.

Su icono y legado, principalmente LGTB, son algo que perdurara durante mucho tiempo. Y el film se siente mas como una carta de amor a su persona de parte de la comunidad misma.

Un film que vale la pena mirar solo por la performance de Zellweger y del cual literalmente podes llevarte una sorpresa inaudita por su emocional y trágica narrativa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s