1917 (2019)

Primera Guerra Mundial, conocida en su momento como la Gran Guerra. En el frente occidental, el general británico Erinmore (Colin Firth) encomienda a los cabos Schofield (George MacKay) y Blake (Dean-Charles Chapman), dos jóvenes soldados británicos, una misión estrictamente imposible. Deberán entregar un mensaje urgente y decisivo al coronel MacKenzie (Benedict Cumberbatch). Para realizar esta misión deberán abandonar la trinchera a plena luz del día y avanzar por el campo francés ocupado por los alemanes. Sin respiro, en una carrera a contrarreloj, los dos soldados atravesarán angostas trincheras, alambradas y campo a través en un entorno de muerte y destrucción, rodeado de cadáveres de hombres y animales. Solo disponen de unas pocas horas para cumplir su cometido y evitar a toda costa un violento ataque. Si no llegan a tiempo, 1.600 soldados perderán la vida, entre ellos el hermano de uno de los dos jóvenes soldados.

Con un uso del plano secuencia inmersivo total, con una utilización del lenguaje cinematográfico impecable, estamos frente a la favorita a ganar el Oscar como mejor película del 2020.

Y es que 1917 se hace con nada mas y nada menos que 10 nominaciones para la proxima entrega de los Oscars 2020 en las que se incluyen:

Mejor película, Mejor dirección: Sam Mendes, Mejor guión original: Sam Mendes, Krysty Wilson-Cairns, Mejor banda sonora original: Thomas Newman, Mejor cinematografía: Roger Deakins, Mejor sonido: Mark Taylor, Stuart Wilson, Mejor edición de sonido: Oliver Tarney, Rachel Tate, Mejor diseño de producción: Dennis Gassner, Lee Sandales, Mejor maquillaje y peluquería: Naomi Donne, Tristan Versluis y Rebecca Cole, Mejor efectos visuales: Guillaurme Richeron, Greg Butler y Dominic Tuohy. Una joya indiscutible tensionante de principio a fin y lo mas importante con un corazon emocionante y sorprendente.

George Mackay y Dean Charles Chapman son los que estelarizan este film, que mas que film se entiende que es una vivencia para los actores como ninguna otra. Y es que por los sets uno entiende que las situaciones por las que pasan son mas bien escenarios bien trabajados, dotados con explosiones, luces y muy bien producidos. Es imposible que parte de lo que están actuando no sea en parte una reacción a lo que están viviendo.

Quienes los acompañan muy acotadamente son el resto en los que se incluyen a Colin Firth, Benedict Cumberbatch, Richard Madden, Andrew Scott y Mark Strong entre otros.

Al medio de anteojos, Sam Mendes, director de la cinta.

Sam Mendes director de film como Skyfall (2012) o American Beauty (1999) Nos entrega un film inmersivo, por completo nos da la posibilidad de vivir una experiencia en el cine que sobrepasa cualquier vivencia tenida con otro film en el pasado. Y es que técnicamente se hace con un trabajoso y muy buen uso de la cámara para no solo mostrarnos por lo que pasan estos dos soldados, sino que por momentos como una clase de alquimista nos incide a vivir lo que ellos están viviendo.

Acerca de la construcción del film.

Y es que termina el film y uno puede llegar a salir tensionado u ofuscado por lo que acaba de pasar en la hora y 59 minutos de duración que tiene la película. Cada movimiento de cámara, cada momento dentro de la misma esta trabajado de una manera tan sigilosa y con tanto amor que uno entiende que nada se deja al azar y cada uno de los minutos dentro de la cinta cuentan de una manera sorpresiva y reveladora.

Y es que tenes ciertos momentos como por ejemplo cuando emprenden el viaje y pasan por todos esos alambrados donde nuestros protagonistas se introducen dentro de un cráter de muchos metros y es justamente en ese momento donde con el eje claro del plano secuencia continuo uno no llega a explicarse como Mendes logra mantener fija la mirada en los soldados sobrepasando baches de barro y mugre, y lo mas importante volver a la superficie sin ninguna clase de problema y de una manera muy limpia, por no decir impecable. Es justamente con el uso de poleas donde el director se hace de una trabajosa pero bien aprovechada estructura para movilizar la cámara y darnos la idea de que la utiliza como un ojo soberano. Sin palabras.

Tenes momentos llegado al tercer acto por ejemplo en el que tenes a uno de los soldados corriendo, escapando entre ruinas destruidas y con la luz de unas vengalas todo parece alumbrarse mientras a la vez se encuentra siendo objeto de disparos. Todo esto construido con una belleza que sorprende por su ejecución.

Y lo mas importante es que Mendes logra todo esto sin sacrificar en lo mas mínimo la narrativa del film. Muy dentro se desprende por imágenes, situaciones y escenas un mensaje claro que se interpreta como una esperanza continua. Como que dentro de este mismo mundo lleno de violencia, sangre y crudeza existe la posibilidad de dulzura, fe y lealtad.

Un film increíble que vale la pena ir a ver al cine, a mi entender la única que le hace sombra a Parasite en la carrera a hacerse con la estatuilla como mejor película, a mi entender, definitivamente 1917 es la que se la merece.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s