El robo del siglo (2020)

Llueve copiosamente y en la calle no hay un alma. Araujo está refugiado bajo el alero de un local cerrado. Sobre la avenida se han formado varios charcos; en ese fragmentado espejo de agua se distingue, deformado, un cartel luminoso. Araujo levanta la vista y descubre, delante suyo, la fachada del Banco Río. Viernes 13 de enero de 2006. Los francotiradores del Grupo Halcón están a la espera de una orden. Más de tres centenares de policías diseminados por el lugar aguardan la voz de su jefe. Miguel Sileo, el negociador, deja diluir las esperanzas de que Vitette, uno de los líderes de la banda de ladrones que entró a la sucursal del Banco Río de Acassuso de señales de vida. Las pizzas que había pedido como condición se habían enfriado. El grupo Halcón recibe la orden y entra: se encuentran con lo inesperado. Armas de juguete y una veintena de rehenes asustados los esperan dentro; no hay señales del grupo de ladrones.

GENTE-APERTURA-PELICULA-EL-ROBO-DEL-SIGLO-FAU-1-1-1600x900
sentado al medio Ariel Winograd, director de la cinta. 

Ariel winograd, director de films como Mama se fue de viaje (2017) , Sin hijos (2015) o permitidos (2016) nos trae este film sorprendente basado en la historia real del famoso robo efectuado en el Banco Rio del 2006.

Con un cast muy bueno de figuras nacionales se hace de la mano de un Guillermo Francella en un estado excelente. El actor nos vuelve a demostrar que es capaz de todo de una manera suficiente y satisfactoria de mirar. A el también lo acompaña Diego Peretti quien también tiene su momento estelar, sin embargo si tengo que elegir a uno entre los dos definitivamente me quedo con Francella quien realmente no paro de sorprenderme en todo el film.

A ellos se les agregan, Pablo Rago, Luis Luque, Rafael Ferro y Mario Argento entre otros.

Actores y director del film.

Lo eficaz que es Winograd entremezclando momentos de humor con tensión. Y es muy adecuado generando un timing gradual y sorpresivo.

Obviamente que el cast de Franchella es probablemente lo mejor que tiene el film. Sin embargo existen ciertos momentos mínimos dentro de la película donde se nota adecuadamente como Winograd utiliza y emplea de una muy buena forma flashbacks para interiorizarnos en el relato.

Como si Winograd fuera un showman y de a poco nos abre el telón y nos va tirando fichas para que nos entusiasmemos con lo que estamos mirando. Y mira que lo logra de una manera gratificante.

Uno llega a el robo, y de pronto a través de estos flashbacks donde justamente se da cuenta de que hay mucho mas para contar detrás de lo que parece ser el plato principal.

También para agregar es que mas allá de que es un caso, una historia de la vida real. Winograd realiza algunos cambios y ajustes para sulfurar una dramatizacion adecuada. Y es justamente en el final donde uno puede llegar a sentir como si por momentos el film fuese una carta de amor al estilo fílmico Heist, todo agiornado a nuestra nacionalidad y con un cast póstumo.

El caso en la vida real.

Se recomienda por completo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s