Dolor y Gloria (2019)

 Narra una serie de reencuentros en la vida de Salvador Mallo, un director de cine en su ocaso. Algunos de ellos físicos, y otros recordados, como su infancia en los años 60, cuando emigró con sus padres a Paterna, un pueblo de Valencia, en busca de prosperidad, así como el primer deseo, su primer amor adulto ya en el Madrid de los 80, el dolor de la ruptura de este amor cuando todavía estaba vivo y palpitante, la escritura como única terapia para olvidar lo inolvidable, el temprano descubrimiento del cine, y el vacío, el inconmensurable vacío ante la imposibilidad de seguir rodando. “Dolor y Gloria” habla de la creación, de la dificultad de separarla de la propia vida y de las pasiones que le dan sentido y esperanza. En la recuperación de su pasado, Salvador encuentra la necesidad urgente de volver a escribir.

Filmaffinity.com

dolor-y-gloria-3.jpg

Con un cast que nos trae a un impresionante Antonio Banderas interpretando a Salvador Mallo. Banderas esta supremo, es increíble mirarlo en su accionar. Derrocha una entereza profesional que se ve instaurada por su larga trayectoria interpretativa cinematográfica.

Uno lo encuentra frágil y vulnerable, Banderas probablemente en uno de sus mejores papeles.

Lo acompañan tanto Penelope Cruz, Asier Etxeandia, Leonardo Sbaraglia, Julieta Serrano y Nora Navas entre otros.

5054559
Penelope Cruz, Almodovar y Antonio Banderas 

No creo tener el poderío critico para poder dignificar lo que representa ver un film como este, encontrarse con una película que pueda mover tantas emociones y que a la vez, uno logre entender que se trata de un relato confesional valedero.

Almodovar es Almodovar, y básicamente no existe forma de analizarlo si no es sacándose uno el sombrero y adentrando en su repertorio artístico que va de lo mas cómico al drama en su estado mas elocuente.

La forma que tiene de estructurar el relato lo vuelve a uno casi hipnotizado por el film.

Almodovar vuelve a utilizar los colores para resaltar su propio relato.

Y es bastante interesante encontrar estos colores cuando la intensidad de lo que esta relatando se vuelve casi como una historia confesional que desde el primer minuto que la estamos viendo logramos entender que es un relato “presente”. Mas allá de que incide en momentos y recuerdos del pasado, el director resalta la idea de que nos esta contando por lo que esta pasando y como llega a ese punto.

dolor_y_gloria-950857116-large.jpg

Y es magnifico poder encontrar un film que logre plasmar el dolor y las instancias que conflictuan la vida del mismo. Porque se siente verídico, en parte gracias a un trabajo impecable de Antonio Banderas. Sin embargo el relato, la estructura del mismo nos llama a interesarnos en los momentos que Almodovar nos esta introduciendo.

Un film imprescindible para mirar el cine como una herramienta de liberación, es casi como si el director intentase expiarse de sus memorias, como si hubiese llegado a un punto en el que logra reconciliarse con sus propios demonios y la mejor forma que tiene para poder blanquearlo es a través de este relato, un relato increíble que solo puede disfrutarse en la confidencialidad y la comodidad de una buena butaca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s