La villa (2018)

En una pequeña cala cerca de Marsella, en pleno invierno, Angèle, Joseph y Armand vuelven a la casa de su anciano padre. Angèle es actriz y vive en París, y Joseph acaba de enamorarse de una chica mucho más joven. Armand es el único que se quedó en Marsella para llevar el pequeño restaurante que regentaba su padre. Es el momento de descubrir qué ha quedado de los ideales que les transmitió su progenitor, del mundo fraternal que construyó en este lugar mágico en torno a un restaurante para obreros. Pero la llegada de una patera a una cala vecina cambiará sus reflexiones.

Filmaffinity,com

Robert Guediguian logra introducirnos a un film interesante donde la idea principal del encuentro de un grupo de hermanos deviene en un drama familiar que conlleva al descubrimiento de una ínfima sub-trama política que llama a la atención del espectador de todas maneras posibles.

La-casa-junto-al-mar-1.jpg

Con un cast impresionante liderado por Ariane Ascaride, Anais Demoustier, Jean Pierre Darroussin y Gerard Meylan. Cada uno funciona de una manera adecuada para el film. Con un guion muy bien trabajado Guediguian logra inferirnos una idea clara de lo que sienten y el porque de las acciones de los personajes, de sus perspectivas tan diferentes frente a un mismo acontecimiento.

Y es que el film puede sentirse un poco entremezclado. Con un comienzo satisfactorio. La película incide sobre el drama principal del padre siendo internado y la reunión de los hermanos viene a remover parte del pasado, casi como intentando esclarecer ciertos puntos que de a poco definen el drama intrínseco dentro del film.

Y es que la película principalmente gira en torno a la fragilidad de las personas frente al paso del tiempo. Cada uno de los personajes se encuentra con el pasado y eso les hace revisar las decisiones que han tomado con el tiempo.

La-casa-junto-al-mar-FOTOGRAMA.jpg

Desde un pueblo con un brillante futuro absorto en el paso del tiempo. Hasta la perdida de un ser querido en la flor de la juventud. Todo y cada uno de los temas parece rondar a esa misma idea.

Es en el encuentro sorpresivo con un grupo de exiliados árabes donde los dramas efímeros de cada uno de los protagonistas pasa a un segundo lugar y la idea principal se transforma en la sorpresa del encuentro de estos niños y de las decisiones que deciden tomar a futuro.

Lo que mas me gusto de este film literalmente es la locación. Durante todo la película uno se encuentra con un lugar por completo paradisíaco venido abajo. El trabajo que realiza la producción es muy bueno, tanto que uno llega a percibir ese pueblo costero casi como un pueblo fantasma.

Y es en el sonido constante del mar, de las olas, donde se cierra todo con un broche de oro.

Me gusto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s