La niña Santa (2004): Opinión

Voy a hablar con la franqueza con la que el cine de la Srita Martel respecta.

Y debo ser honesto porque la realidad es que no existe otra cabida por la cual podría dirigir el tema de esta película, o mejor dicho, la película en si, sin caer en esa idea de que todo lo bueno aveces simplemente se ofusca, y lo malo simplemente se puede consumir sin entender que nunca fue bueno.

Que me guste una película de Martel probablemente no signifique que me guste todo su repertorio. Es mas, si tengo que ser honesto, siendo el segundo film de Martel que yo veo, elogiado grandilocuentemente por la critica masiva (y superentendida como sabia en su categoría) y por el espectador/catador de buen cine, puedo afirmar que no es un film de mi agrado, sin embargo eso no quita que no sea un excelente película.

No me considero un erudito de estos parajes a los que constantemente desde chico hago referencia y utilizo para escapar del agobio de las responsabilidades, laburos, estudios, etc. Elijo el cine porque me representa, lo elijo porque define mis sueños, mis aspiraciones, mis deseos mas profundos, mis pesadillas, y todo lo que representa mi vida.

Y es increíble, que empiece una nota (y mira que he escrito tantas, y de las mas variadas) interiorizando en el yo #critico como un ser que literalmente primero es persona espectador y después critico y opinologo (porque lo soy).

Y desde este primer punto puedo afirmar lo escandalosamente maravillosa que es la obra de Lucrecia Martel. Que es capaz de dejarme pensando en la intensidad de las cosas. Específicamente en su cine. Porque sus películas mas allá de sobrellevar o interiorizar una idea o un precepto o una intensión, literalmente juega con la curiosidad del espectador mas novato y le exigen que busque que se identifique con su historia, con esa quietud, con esa norma de imponer sensaciones y vivencias cuando la realidad es que literalmente, solo hablamos de una película.

Bravo Lucrecia Martel, Bravo!

yizie8zs6tljdnG0UQyzffVACh6.jpg

Y  hago esta aclaración porque empece a ver el film y lo deje a la mitad. Luego de una charla con un amigo (El gran Adrian Ochoa) y repetidas confirmaciones de lo buena que es la película por todos lados, donde una vez terminada la película Zama me interne en you tube una tarde de esas en las que literalmente no tenes nada, pero nada, que hacer y empece a ver entrevistas tras entrevistas con la apasionante mujer explicando cada una de sus ideas.

Me sorprendió encontrar sorpresas que no cabían en mi cabeza con Zama. Y mas importante aun me despertó la chispa para volver a agarrar La niña santa.

Una vez finalizo el film comprendí lo maravillosa que es la película.

 

Y entiendo que es por completo un film “lento” por así decirlo. Si tengo que hacer una paralelo con respecto a zama es esa idea de pasividad constante. Cada momento dentro de la cinta se da su tiempo para respetar el ambiente dentro de la misma.

Vuelvo a afirmar que Martel es una creadora de ambientes y es en este film donde se internaliza en la idea de el agua. Constantemente se escucha el sonido de la pileta, del agua de la piscina y esa idea de profundidad, de quietud, de calma hasta inclusive en el mas profundo de los peligros.

tumblr_myschlsE9Z1towomzo1_1280

 

Y mas allá de que le pese a quien le pese. Acompañado de un cast fantástico Martel logra confeccionar un film con una profundidad impresionante que sorprende por su mensaje que literalmente, logre rescatar de una entrevista con Lucrecia.

El film nos lleva a dualizar la idea de la creencia, de la religión con una niña que se cree santa, y pone en contraparte un consorcio, un seminario de médicos, medicina, de ciencia. Ambas notorias y dispersas, ejes opuestos de una forma u otra luchan por llegar a un simple resultado.

Y ese es la salud de la persona, del paciente.

Me sorprendió tanto, pero tanto esta respuesta de Martel, que mas alla de estar ofuscado por el repentino final de la película es justamente con esas palabras que me cerro todo por completo.

Y uno puede llegar a pensar que el final no se ve. Es tan buena Martel creando una atmósfera limpia , calma, que no evidencia el peligro de la situación. La niña Santa necesita ser “salvada” y es en el final donde verdaderamente “gana” el lado “bueno” del film.

Acaso eso no es suficientemente satisfactorio para el espectador. Probablemente nos quedamos (como yo) Con las ganas de ver como pagaba su degenerosidad el doctor Jano.

10ClancyImage4

Y si, probablemente quedan cosas sin mostrarse. Pero si le prestan atención a todo el film en si. Martel hace uso de planos que acortan la sensibilidad del espectador a solo una parte de la totalidad de lo que esta pasando. Se repite constante en las escenas de la pileta. Escuchamos sonidos y no sabemos de donde son. Y eso es simplemente Fantástico.

Es el eje de la curiosidad llevado al máximo de una manera fresca y trabajada.

No es un film para todo el mundo, probablemente no sea un film para mi (no la vería nuevamente), sin embargo por completo puede entender que es un film maravilloso y que merece todo el respeto posible.

7

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s