Especial de Halloween: Rosemary`s Baby (1968)

2e7f4e46376a8b0290b2f317ddf00664.jpg

Esta película es un viaje directo al suspenso. Una película que se transforma en una portada de lo que al terror real se refiere, y mas allá de que no es en si un film super terrorífico ni sorprende por su fantasmagoría o monstruosas escenas acá lo que Roman Polanski trata de definirnos es de que el miedo así como una pirámide de ladrillos se arma ladrillo por ladrillo y es en el final donde no explota todo el terror, sino que el mismo se consume se va formulando a medida que va sucediendo la película.

http-%2F%2Fhypebeast.com%2Fimage%2F2016%2F10%2Fbest-horror-film-rosemarys-baby-bodega-hypebeast-column-4.jpg

El monstruo es el ambiente, la sociedad, es la claustrofobia, es la sumisión, es el abuso.

Todos, cada uno de esos temas están ahí, mucho antes del final de la película en si.

La película es totalmente realista, no hay nada sobrenatural en mi film y todo lo que sucede podría suceder, en la vida real.” palabras de Roman Polanski rescatadas de la versión dvd del aniversario de la película.

026-rosemary-s-baby-theredlist.jpg

Y esa afirmación es totalmente cierta. Polanski acompañado del genial cinematografo William A. Franker, logra producir una obra de terror que hasta el día de hoy cautiva por sus tomas, por sus mensajes y por todo lo que representa. Puesto que si tenemos que ser honestos

El bebe de Rosemary, va mas allá de la idea de la concepción del mal, de la idea de brujas y maleficios.

Mucho antes de ese infernal final, la película nos lleva de paseo por la situación de Rosemary. Y es increíble.

140204-mia-farrow-01.jpg

Si tenemos que hablar de casting, creo que es uno de los mejores casting que se han hecho para una película de terror. En la que tenemos a una Mia Farrow siendo tan joven y demostrando uno dotes artísticos increíbles.

Y es que Rosemary empieza como una flor, joven, llena de alegría, aniñada y completamente inocente. Para transformarse a medida de que van pasando los minutos dentro de la cinta. Pasa a consumirse por el maldito embarazo que de a poco no solo la transforma sino que en un sentido mas amplio y hasta metafórico, la hace enfrentarse a una lucha que representa la lucha de todas las mujeres.

ROSEMARY'SBABY001A.jpg

Si son observadores se pueden dar cuenta de que Rosemary comienza como un personaje pequeño, abusado, manipulado y a medida de que va pasando la película el proceso se repite, pero es por momentos como por ejemplo cuando se corta el pelo o deja de consumir lo que la vecina le da para que tome donde de a poco empieza a transformar su personalidad.

Creo personalmente que esa transformación es fantástica, Mia Farrow es increíble personificando ese viaje, y nos hace parte de esa vivencia de una manera por completo natural y totalmente creíble.

030-rosemary-s-baby-theredlist.jpg

Obviamente que eso también se debe a los posicionamientos de la cámara utilizados de una forma magistral por Polanski.

En ciertos momentos de tensión la cámara parece tomar vida propia. Y es que cuando tenemos que prestarle atención al suceso, al objeto, la cámara se hace con un acercamiento grotesco (pero limpio) hacia el objetivo de la situación.

Y eso se agradece porque es una forma de relatar el suceso sin recurrir a narrativas extensas o agrupaciones de escenas. Aquí Polanski te dice, “prestale atención a esto” y evidentemente, el objeto o la cosa, va a surtir de un especial efecto, o va a tener mucha importancia a medida de que pase la película.

r4.jpg

Otra cosa para hacerle mucho hincapié, para mirar y remirar, es el uso de los colores dentro de las tomas. Y es que por momentos, algunas escenas parecen pedir a gritos atención y nos hablan de diferencias entre momentos o inclusive entre personajes. Y es que , por ejemplo cuando Rosemary decide hacer una fiesta con los amigos, explota esa paleta de colores que contrasta por completo con la reunión de los vecinos.

Y es que los personajes, los vecinos dentro de el edificio donde vive Rosemary son de un porte por completo bizarro recordándonos a la posterior, The Tenant (1976) del mismo director.

rosemarys-baby-blu-ray-screenshot-0066288-i-1920.jpg

Cada uno de ellos con una estética tan oscura como bizarra. Que llega desde la benevolencia a la inquietud, todos seleccionados de una forma especial y que cumplen un rol magistral.

En fin, Rosemarys baby es un clásico porque definió el terror, le dio un porte dramático real. Sin la necesidad de efectos especiales ni recurrir a lo grotesco. Un relato de una fuerza incomparable que hasta el día de hoy se mantiene vigente por lo que captura en sus escenas. Increíble y excelente de principio a fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s