Paris can wait (2016)

2016-09-07_1109.png

Deliciosamente interesante, Paris can wait es una caricia gráfica para deleitarnos con paisajes europeo extranjeros. Todo en Paris can wait es precioso, pero dentro de esa superficialidad parece sacrificarse la historia de la cual Eleanor Coppola llega a mostrarnos muy poco de sus personajes y a mas de uno puede asentarse la idea de un viaje tedioso que no llega hacia ningún lugar.

Paris can wait (2016) nos presenta a Anne Loockwood (Diane Lane) que pasando por una encrucijada personal se encuentra atrapada  en un viaje con Jacques Clement ( Arnaud Viard) el socio de su esposo, Michael Loockwood (Alec Baldwin)  y es que durante un viaje que se suponía duraría 7 horas, se embarca en una aventura gastronómica y turística de dos días en la que los sentimientos, el humor y la sabiduría parecen entremezclarse para despertar un nuevo deseo en la vida de Anne.

mov_pariscanwait3_2577.jpg

Es una lastima que PCW sea una película que parece rescatarse de todo lo que represente una idea clara y concisa a lo que en la cinta se refiere, es mas, parece mas una postal de una belleza turisto-estetica de una calidad y una representacion única, mas que un drama romántico.

Es que el corazón de la película se hace evidente casi a los últimos 15 minutos de la misma. Es allí donde los personajes parecen ablandarse y dejan por momento esa constante de almuerzos y paisajes, que mas allá de venirle bien a la película no hacen mas que subrayar lo superficial de una manera muy obvia sin entregarnos nada.

paris-can-wait06.jpg

El clímax es el segundo final del film, donde las decisiones de nuestra protagonista se hacen evidentes, y nos sorprende encontrarla con una picarda que te hacen desear muchísimo mas, y te das cuenta de que la película tendría que haber presentado esta escena 20 minutos después de haber empezado y no unos segundos antes de su final.

No me arrepiento de verla, me parece que como película turística es una joya, las imágenes de Francia mezcladas con lo gourmet son definitivamente un deleite especial que le dan una magnitud verdaderamente única. Pero hay que ser honestos, no es SUFICIENTE.

Si tengo que ser claro y conciso, un ejemplo definitivo de que en películas de esta talla se puede hacer con el todo es Already tomorrow in Hong Kong (2015) que mezcla las imágenes y los paisajes de un lugar extranjero con una historia que se desenvuelve de una manera cautelosa hasta llegado su final.

Paris can wait no es un desastre, es un entretenimiento turista para aquellos que aman encontrarse con cosas y lugares nuevos. Podría ser mucho mas, pero evidentemente se queda con lo primero.

6 (es un 6 porque realmente me gusto, y aparte que en sus segundos finales se sintió verdaderamente cálida e interesante)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s