The dinner (2017)

d17f8d494aa81537317d0b6c15dfe8f00df8d3d5.jpg

Probablemente  esta es una cena que vas a querer pasar por alto.

Porque The dinner (2017) se introduce con unos nombres que te hacen pensar que vas a ver una drama que te puede llegar a cambiar la vida.  Y lo único que deja en su paso es un par de actuaciones fuertes que dentro del todo se vuelven (lastimosamente) olvidables y hasta intolerantes.

Porque The dinner incide en Tan Lohman (Richard Gere)  que junto a su mujer Katelyn   (Rebeca Hall)  invitan a cenar a su hermano Paul Lohman (Steeve Coogan) y a su mujer  Claire (Laura Linney) a un restaurant. Es en esa noche donde la invitación pasa mas por tratar un incidente que involucra a los hijos de ambas parejas que por una reunión familiar.

maxresdefault.jpg

Y es que the dinner se abrevia como un golpe a la cabeza, como una patada en el estomago y nos presenta una historia que se puede definir lamentablemente en una sola oración.

Estamos hablando de padres inútiles con hijos monstruosos.

Porque no hay cabida para la reflexión dentro de este drama que intenta parecer cuerdo, pero es así como sus personajes, lleno de fallas y momentos que no solo derivan en una ranciedad con respecto a ese intento del director por contarnos una historia, sino que mas bien nos deja la sensación de que el esfuerzo es extra-humano por demostrarnos que situaciones que no tienen perdón, son por momentos, defendibles.

Oren Moverman predispone todo de una forma muy especial durante toda la película se reditúan esos flashbacks y se mezclan con una estética oscura, sin luz. Y es que el director parece “intentar” relatarnos un secreto y eso se aprecia mucho.

28148b5d-f780-4a0e-a1ca-12e4b2091fbb.jpeg

Su toque es sutil, lleno de clase y bastante elegante. Pero es que por momentos esa pesadumbre de los momentos oscuros puede llegar a parecer pesada y hasta difuminante. Tal vez como el argumento mismo dentro de la historia.

Posiblemente en la novela, se expliquen mejor las  razones y porque de los comensales. Probablemente el peso fuerte incida en la relación de padres e hijos y como todo padre es capaz de hacer cualquier cosa por un hijo. Lamentablemente eso es algo que uno se imagina porque en la película en si, solo nos demuestran la perversión que cometen los hijos y no nos deja atarnos o sentir un poco de empatia ni siquiera por el sufrimiento de los padres que eventualmente parecen mas un grupo de snobs que se juntan a discutir un partido de fútbol de una forma coreográfica y por demás superficial.

No existen momentos de claridad. Porque a medida de que surgen las dudas, el director se encarga de construirnos flashbacks automáticos que a medida de que va pasando la película sirven para demostrarnos el tormento o pesadilla que viven o (mejor dicho) realizan los hijos.

Y eso funciona de una manera terrible para el suspenso dentro de la trama. Te cuenta el desenlace a medida de que va pasando la película. No hay espacio para la intriga. Y al final de todo uno queda con una interpretación que lamentablemente no sirve para absolutamente nada. Que puede llegar a parecer filosófica (el hecho de que cada uno de ellos vive el drama o dramas de diferentes facetas y muy separados uno de otro, inclusive siendo cónyuges) pero es tanta la mezcolanza de tragedias que hacen al todo dramático que el total funciona como completa y asegurada basura.

Una lastima.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s