La Cordillera (2017)

DGG_PIVW0AU52or.jpg

Una película dispersa, provocativa y con una producción soberbia, que empieza en lo mas alto y es en su clímax donde definitivamente demuestra que decae.

Porque La Cordillera nos introduce a Hernan Blanco (Ricardo Darin) el presidente de la Argentina, que encontrándose en la cumbre de los presidentes latinoamericanos en Chile, es donde ve trazado dos importantes ejes que se presentan en su vida.

La posibilidad de una alianza que geopolíticamente le puede cambiar la vida para siempre y a su vez, el desarrollo de problemas personales que tambalean su vida personal.

Porque La cordillera (2017) tiene una fotografía increíble, esos paisajes de la cordillera funcionan de una manera magistral y le dan una realce a algunas escenas que se vuelven únicas e incomparables, fotografía a cargo de Javier Julia.

critica-a-la-cordillera-lo-nuevo-de-ricardo-darin-las-formas-del-poder-main-1502130630.jpeg

Y es que La Cordillera, nos presenta a un hombre común (la película hace hincapié en eso) y nos lo transforma a medida de que va pasando la película en un ser que evidentemente no es lo que parece ser.

Dentro de la trama se nos introduce esa dualidad de la vida personal del presidente y de lo que representa hacerse cargo de un plan de desarrollo petrolero que le puede significar un cambio no solo en su vida, sino que un cambio para toda la nación.

Es constante durante la película esa metáfora del hombre común VS el imperialista. Y es que por momentos el film hace un desarrollo basto en lo que significa la transformación de este diputado provincial pampero en el presidente de la República Argentina.

DGTT6024.jpg

Santiago Mitre es bastante eficaz en perpetrar lo que los medios hacen de la política en si, demostrándonos de que el peso de toda las decisiones aveces pasa o se introduce por ese aspecto y que definitivamente el marketing político no solo moldea ideas, sino que también personas.

En paralelo se incide en el drama personal del presidente, y es que en la trama se inmiscuye un apriete forzoso por departe del ex-esposo de la hija del presidente (Dolores Fonzi).

maxresdefault.jpg

Es gratificante encontrarnos con unas interpretaciones increíbles por departe, tanto de Dolores Fonzi como de Ricardo Darin que se ven acompañados por unos secundarios de un peso entrañables y acotados como lo son Erica Rivas y Gerardo Romano.

A eso hay que agregarle la participación estelar de apariciones tanto de Elena Anaya y de Christian Slater, que le agregan un peso a la cinta que la vuelven de un porte internacional y valedero.

Aunque la película presenta puntos fuertes como lo son su producción visual, fotográfica cargada de unos paisajes increíbles y un cast verdaderamente fenomenal llegado dos tercios de la misma y sobre todo en el clímax donde el espectador se siente bastante defraudado por la conclusión del mismo.

1501168576857Pelicula La Cordillera (3).png

Y es que en todo ese juego de hacer paralelismos entre la vida personal, el drama personal y todo lo que ese negocio puede conferir dentro de la vida de Hernan Blanco, el presidente de la Argentina, es donde se inmiscuye un misticismo que verdaderamente no llega cerrarse por completo y deja una sensación de vacío que evidentemente el espectador exige mirar.

Cuando hablamos de este “misticismo” nos referimos a la situación de la hija y el hipnotismo, esos flashbacks que sin decir ni una sola palabra revelan casi en su momento culmine la veracidad de cada repertorio onírico.

Y es que en su punto final donde el director decide sorprendernos con una revelación que evidentemente nos quita las dudas. Pero por desgracia también nos deja con una verdadera sensación de vacío.

Acaso la película peca de esparcirse demasiado? De ser demasiado ambiciosa y no jugarse por explicar mejor sus conclusiones.

Evidentemente La cordillera escatima en eso. Y eso le puede valer puntos cuando durante todo el trayecto presenta una puesta que puede parecer seducir los tintes del thriller y el misterio, pero que queda corta al final, y por ende solo permite un poco de frustración y pesadez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s